martes, 18 de septiembre de 2012

El llamado a la resistencia


EL NACIMIENTO DE LA TECNO-BIO-POLÍTICA:
Libertad, control y resistencia en las sociedades tecno-escriturales (V y último)

 El llamado a la resistencia

Jimmy Hernández Marcelo
Universidad Pontificia de Salamanca

Nuestra sociedad debe recobrar una conciencia crítica del mundo que ha construido. La tecno-escritura solo nos da las condiciones materiales para el desarrollo de la autonomía, en sí misma no nos hace autónomos. La resistencia comienza con un llamado de conciencia para salir de la ilusión de que controla sus sistemas tecno-escriturales. La tecno-escritura se ha convertido en un sistema conceptual y pragmático que media todas las relaciones del hombre con el mundo.

Reconocer su carácter de medio hace posible la reapropiación del propio control y poder de decisión. La tecno-escritura ayudará a la resistencia en la medida en que seamos capaces de vivir sin ella. El fundamento del sistema es siempre material, y como tal se somete a todos los límites propios de la materialidad, nuestros USBs nos confirman la idea: tienen un límite. La Web también, no es infinita, tiene límites en su poder de registro y también en su poder de control. La gran paradoja de la tecno-bio-política es que sólo tiene poder de control hasta que los usurarios descubren que su ID-ENTIDAD no se identifica con su IDENTIDAD, que lo real está fuera de la Web, que sin el mundo real como soporte material, la web no existiría. Los usuarios no existen, existen sólo sujetos detrás de los ordenadores, de la red, de los servidores, de las construcciones ficticias de la realidad.

La resistencia al control comienzo en el sujeto, no en el web, no en los objetos. La propia existencia es la expresión verdadera de la libertad individual. Los medios de comunicación tecno-escriturales solo son medios para expresarla. Resistir es poder vivir al margen de la red, sin que dependa la propia afirmación de la aceptación de amistad o el comentario a la fotos, de los saludos en el muro o en el “me gusta” a los comentarios”. Desde cuando alguien puede establecer una relación de amistad con medio millón de individuos. La red ha hecho de nuestra sociedad una sociedad “líquida”, como a llama Bauman, donde sus relaciones y convicciones son inconsistentes. El populismo mediático se sirve de este drama para gobernar nuestros pueblos.

El drama de Patroclo es una advertencia de nuestro propio drama. Éste consiste en haber sido asesinado por quien no era, por querer ser otro. La multitud también vio en él a otro, y por ser otro, fue asesinado. La firma y la muerte son nuestra marca personal. La experiencia de la propia muerte es en sí misma la imposibilidad de la comunicación. Morir por no ser quien se es, representa el fracaso de todo el proyecto de existencia individual. La publicidad nos invita a no ser individuos, sino el personaje que está detrás de los objetos, como en el drama de Patroclo. Mientras más líquida la sociedad, más consumista, más negociable, más incoherente, la resistencia se manifestará en la solidez, en la moderación, en la solidaridad, en la convicción de los individuos. La tecno-escritura nos ha devuelto la fecundidad a la mano, la explosión de la cultura touch es un claro ejemplo, pero también nos ha hecho más susceptibles al control.  Nos ha revolucionado los modos clásicos de comunicarnos, pero quizás nos está quitando cosas más valiosas: la soledad y la reflexión sobre nosotros mismo. La transformación no siempre llega a coincidir con la emancipación auto-afirmativa.

0 comentarios:

Coalición Global

Visitantes

Colaboradores de La Coalición. Con diversidad de enfoques y posiciones

  • Carlos Pairetti - Universidad del Rosario
  • Daniel Mariano Leiro - Universidad de Buenos Aires
  • David Villena - UNMSM
  • Davide de Palma - Università di Bari
  • Dick Tonsmann - FTPCL y UNMSM
  • Eduardo Hernando Nieto - Pontificia Universidad Católica del Perú
  • Enmanuel Taub - Conicet/Argentina
  • Gianni Vattimo - Universidad de Turín
  • Gilles Guigues - Université de Provence
  • Hernán Borisonik - Sao Paulo
  • Ildefonso Murillo - Universidad Pontificia de Salamanca
  • Jack Watkins - University of Notre Dame
  • Jimmy Hernandez Marcelo - Facultad de Teologia Pontificia y Civil de Lima
  • Juan Villamón Pro - Universidad Ricardo Palma
  • Lucia Pinto - Universidad de Buenos Aires
  • Luis Fernando Fernández - Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín
  • Martín Santiváñez - Universidad de Navarra
  • Piero Venturelli - Bolonia
  • Raffaela Giovagnoli - Università di Roma Tor Vergata
  • Ramiro Pablo Álvarez - Córdoba, Argentina
  • Raúl Haro - Universidad de Lima
  • Santiago Zabala - Universidad de Columbia
  • Víctor Samuel Rivera - Universidad Nacional Federico Villareal